LexiVox
Ir a: BuscarComentariosEtiquetasEstadísticas

Buscar normas

Buscar las normas por los textos de su contenido o de su metadata

septiembre/2004

octubre/2004

diciembre/2007

decreto supremo

2005-12-20 35 31 de julio de 1997 54 julio/2004 37 febrero/1990 34 abril/2005 41 noviembre/2006 35 diciembre/2004 71 octubre/2000 37 noviembre/2004 45 junio/1999 48 diciembre/2008 39 julio/2009 35 julio/1993 35 agosto/2007 35 octubre/1991 43 septiembre/2001 34 22 de diciembre de 2005 37 julio/1991 34 noviembre/2011 52 ley 97 septiembre/2005 40 diciembre/2005 84 mayo/2008 42 julio/2002 48 abril/2004 35 octubre/2005 38 mayo/1992 44 diciembre/2001 42 noviembre/2008 35 abril/2008 37 junio/1997 43 mayo/1997 42 marzo/1993 43 junio/2004 54 mayo/2004 61 julio/1997 92 decreto presidencial 41 julio/2005 36 agosto/2004 36 enero/2004 36
Ir a: BuscarComentariosEtiquetasEstadísticas
 
Humor Lexivox humor

Una madame abre la puerta del burdel y se encuentra con un elegante caballero de mediana edad.

—¿Puedo ayudarlo?, pregunta la madame.

—Quiero ver a Natalie, contesta el señor.

—Natalie es nuestra dama más cara...

—¿Y...?, mire yo debo ver a Natalie, replica él

Cuando aparece la tal Natalie le explica al caballero que ella cobra 3.000 euros por la visita. Sin pestañear, el hombre mete la mano en el bolsillo y le entrega treinta billetes de cien euros. Ambos entran en una de las habitaciones y al cabo de una hora el tipo sale silbando. La noche siguiente, el mismo caballero aparece nuevamente pidiendo ver a Natalie. Natalie replica que es muy raro repetir dos noches seguidas y que si va a pedir descuento que ya se puede largar. Nuevamente el hombre hecha mano de sus billetes y le entrega otros treinta de cien. Como el día anterior, en compañía de Natalie, entra en una de las habitaciones durante una hora y luego se va. Cuando aparece nuevamente una tercera noche consecutiva, nadie puede creerlo. Nuevamente le entrega a Natalie tres mil euros y desaparecen durante una hora. Al salir, Natalie le dice al tipo:

—Nadie había usado mis servicios tres noches consecutivas. ¿De dónde es Ud.?

El tipo replica: — De Cáceres.

—¿En serio?, contesta ella. Tengo familia en esa ciudad.

—Lo se, dice el caballero. Tu padre falleció y yo soy el abogado de tus hermanas. Ellas me pidieron que te entregara tu parte de la herencia: 9.000 euros. Buenas noches. Ha sido un placer.

Sonreir otro poco...

CopyLeft LexiVox 2011 - La Paz, Bolivia
Sitio impulsado por DeveNet.Net - software para Internet

Valid XHTML 1.0 Strict   ¡CSS Válido!