LexiVox
Ir a: BuscarComentariosEtiquetasEstadísticas

Buscar normas

Buscar las normas por los textos de su contenido o de su metadata

mayo/2002

octubre/2004

diciembre/1912

abril/2007

ley

abril/2005

decreto supremo

diciembre/1948 164 julio/2009 70 noviembre/2006 74 diciembre/1944 79 agosto/2004 77 diciembre/2006 79 septiembre/2005 99 diciembre/2001 75 noviembre/1947 107 noviembre/2008 59 diciembre/2013 62 septiembre/1945 64 septiembre/2004 84 diciembre/2005 153 enero/1950 111 abril/2004 71 octubre/1945 87 junio/2008 57 diciembre/1949 78 enero/1900 79 mayo/2004 137 diciembre/2003 94 mayo/2008 71 noviembre/1945 95 diciembre/2004 89 julio/1997 92 noviembre/1950 121 febrero/1989 69 diciembre/1941 57 abril/1932 59 octubre/1991 63 febrero/1993 59 noviembre/2011 63 junio/2004 65 julio/2002 58 ley de 30 de diciembre de 1948 94 enero/1945 93 diciembre/1926 85 noviembre/2004 63 agosto/2005 89
Ir a: BuscarComentariosEtiquetasEstadísticas
 
Humor Lexivox humor

Una parroquia descubrió que no habían recibido ni una sola donación de parte del abogado más acaudalado del pueblo. Un voluntario fue a visitar al abogado y le dijo:

—Hemos realizado una investigación, y nos hemos dado cuenta de que a pesar de que usted es la persona que gana más dinero en todo el pueblo, no ha realizado ninguna donación a la parroquia. ¿No le gustaría ayudarnos?

El abogado lo pensó un momento y respondió:

—Primero dígame, al realizar esa investigación, ¿descubrieron que mi madre está agonizando tras una larga y dolorosa enfermedad y que el tratamiento médico a lo largo de estos años supera todo lo que ella puede pagar?

—Eh, no... —respondió abochornado el solicitante.

—Segundo: ¿Descubrieron que mi hermano, un veterano de guerra, está ciego y condenado a una silla de ruedas y que es incapaz de mantener a su esposa y seis hijos?

El apenado voluntario contesta:

—No teníamos idea...

—Tercero: Descubrieron acaso que el esposo de mi hermana falleció en un terrible accidente, dejándola con tres hijos y una hipoteca?

El voluntario empieza a murmurar una disculpa, pero el abogado lo interrumpe:

—Y si a ellos no les doy dinero, ¿cree que se lo daría a ustedes?

Sonreir otro poco...

CopyLeft LexiVox 2011 - La Paz, Bolivia
Sitio impulsado por DeveNet.Net - software para Internet

Valid XHTML 1.0 Strict   ¡CSS Válido!