LexiVox
Ir a: Normas ➠ Diccionario legal ➠ Preguntas frecuentesBarra de herramientas

Diccionario legal

Más de cuatro mil términos y expresiones para su uso y referencia

A Aba Abo Abs Abu Acci?n Acci?n_ Accio Ace Acr Acti Acto_ Actos Acu Ad_c Ad_h Ad_m Ado Adq Ad_ Ae Age Agr Aj Ale Ali All Alz Am Ani Ant Anu Ape Apr Arb Arr Art As At Aut Aux Bag Bar Be Bien_d Bien_f Bis Br Cab Cal Ca? Cap C? Car Cas Cauc Caut Cen Ces Ci Cla Cl? Cod Col Coma Comi Compa Compr Conce Concu Cond Conf Cong Conse Consi Consu Contrao Contrato_d Contrato_i Contu Cop Cor Cot Cr Cue Cum Cur Da Deca Decl Decr Def De_ Delito_a Delito_i Delito_t Den Dep Derecho_c Derecho_d Derecho_h Derecho_p Desa Desc Desl Desv Dev Dic Dil Dis Div Doc Dom Dor D? Ed Ei El Em Enc Enf Ent e Esc Esp Est Et Exa Exc Ex_ Exp Ext Fac Fal Fe Fia Fil Fl Fo Fr Fu Gab Gas Go Gr Ha Hec Her Hi Hom Hor Id Impe Impu In_ Inc In_ Ind In_ Inf Ini Inn In_ Ins Interd Interr Inv Ir Iu Jo Jui Jun Jur Jus La Leg Len Lex Ley Libe Libr Lim Lit Lo Mag Mand Manu Mas Mat Med Men Mi Moj Mos Mu Na Neg Nem Ni Nol Non_d Non_s Nov Nu Obj Obligacione Obligacion_ Oc Of Om Ope Opu Ord Ori Ot Pac Pad Pag Pap Pare Parte Parti Pate Patr Ped Pen Per_ Per? Pers Pes Pi Pla Pli Pod Pol Por Pos Pra Prec Preg Presc Presu Prev Pri Pro Proc Prof Prom Prop Prov Pru Pu Qua Que Qui Rac Rat Reb Reco Recurr Recurs Red R? Reg Rei Rem Reo Rep Resa Res_ Resp Ret Rev Ri Sab Sal San Sec Seg Sena Sent Servi Servu Sim Sin Sob Soci Soco St Sub_ Subs Suc Sum Sus Ta Tel Teo T? Teso Test Tex T? To Trab Tran Tras Tre Tru Ub Un Us Ut Va Ven Ver Vic Vin Viv Vo Y

Ir a: Normas ➠ Diccionario legal ➠ Preguntas frecuentesBarra de herramientas
 
Humor Lexivox humor

Una viejecita fue un día al Banco BISA llevando un bolso lleno hasta el tope de dinero en efectivo. Insistía ante la ventanilla, solicitando que queria hablar única y exclusivamente con el Presidente del Banco para abrir una cuenta de ahorros, para lo cual decía comprenda Ud., es mucho dinero". Después de mucho discutir, la llevaron ante el Presidente del Banco, respetando el concepto de que el cliente tiene siempre la razón. El Presidente del Banco inquirió,

—¿Cual es la cantidad que Ud. desea ingresar?

Ella replicó

—Treinta y ocho millones de dólares y automáticamente vació su bolso encima de la mesa.

El Presidente, naturalmente, sintió una gran curiosidad por saber de donde habría sacado la viejita tanto dinero y le pregunto:

—Señora, me sorprende que lleve tanto dinero encima, por ser mucha cantidad y acto seguido le pregunto:

—¿cómo lo ha conseguido?

La viejecita contesto:

—Es simple, hago apuestas

Pregunto el Presidente

—¿Apuestas?, qué tipo de apuestas?

La viejecita contesto:

—Bueno, todo tipo de apuestas; por ejemplo le apuesto a Ud., $25,000.00 US a que sus pelotas son cuadradas!

El Presidente solto una carcajada y dijo:

—Esa es una apuesta estúpida.... Ud., nunca podra ganar una apuesta de ese tipo

La viejecita lo desafió.

—Bueno ya le dije que hago apuestas; ¿está Ud., dispuesto a aceptar mi apuesta?

Respondió el Presidente

—Por supuesto. Apuesto 25,000.00 US$ a que mis pelotas no son cuadradas.

La viejecita dijo:

—De acuerdo, pero como hay mucho dinero en juego, puedo venir mañana a las 10.00 AM con mi abogado para que nos sirva de testigo?

El Presidente, acepto teniendo en cuenta que se apostaba dinero.

—Por supuesto.

Aquella noche el Presidente estaba muy nervioso por la apuesta pasó largo tiempo mirándose sus pelotas en el espejo; volviéndose de un lado para otro, una y otra vez. Se hizo un riguroso examen y quedó absolutamente convencido de que sus pelotas no eran cuadradas y que ganaría la apuesta.

A la mañana siguiente a las 10:00 en punto, la viejecita apareció con su Abogado en la Oficina del Presidente. Hizo las pertinentes presentaciones y repitió la apuesta de 25,000.00 US$ a que las pelotas del Presidente son cuadradas.

El Presidente aceptó nuevamente la apuesta y la viejecita le pidió que se bajara los pantalones para mostrar sus pelotas. El Presidente se bajo sus pantalones y la viejita se acercó y miró sus pelotas detenidamente y le preguntó timidamente si las podia tocar; expresando:

—Tenga Ud., en cuenta que es mucho dinero y debo cerciorarme.

—Bien de acuerdo, dijo el Presidente convencido, 25,000.00 US$ es mucho dinero y comprendo que quiera estar absolutamente segura

La viejita se acercó al Presidente y agarrándole empezó a palpar sus bolas; paralelo a lo cual el Presidente se dió cuenta de que el Abogado estaba golpeándose la cabeza contra la pared.

El Presidente pregunto a la viejita:

—y ahora qué le pasa a su Abogado?

Ella contestó:

—Nada, solo que he apostado con él 100,000.00 US$ a que hoy a las 10:00 de la mañana tendría las pelotas del Presidente del BISA en mis manos

Sonreir otro poco...

CopyLeft LexiVox 2011 - La Paz, Bolivia
Sitio impulsado por DeveNet.Net - software para Internet

Valid XHTML 1.0 Strict   ¡CSS Válido!