LexiVox
Ir a:  In memoriam ➠ Agradecimientos

In memoriam - ✝ Daniel Salamanca Trujillo

“El desafío mayor que tienen los actores de la nueva sociedad, es que las nuevas tecnologías sirvan a las personas en forma irrestricta. Poner las normas al alcance de todas las personas, sería un buen primer paso.”

Daniel Salamanca Trujillo (27/04/1930 - 10/04/2008), es considerado el creador implícito de LexiVox. Fue él quien, al tomar conocimiento de las posibilidades que ofrecían las computadoras en el tratamiento de la información y de la Internet como medio de difusión, propuso utilizarlas para difundir información legal de interés de toda la sociedad.

Escritor, político y docente, tuvo una vida llena de principios y valores. En forma indeclinable buscó siempre el bienestar de todos, aún a costa de su propio bienestar.

Influyó en todos los temas que abordó y en todas las personas que conoció. Ahora, es nuestro orgullo recordarle en sus logros, en sus principios y en sus valores, y hacerlos nuestros. Seguir con su ejemplo y con sus ideales.

Que en paz descanse.

Ir a:  In memoriam ➠ Agradecimientos
 
Humor Lexivox humor

Un bandolero se había especializado en cruzar el Río Grande de vez en cuando y robar bancos en Texas. Finalmente, se ofreció una recompensa por su captura, y un Texas Ranger emprendedor decidió rastrearlo atravesando incluso la frontera. Después de una búsqueda larga, encontró al bandolero en una cantina. Se paró silenciosamente detrás del bandolero, le apuntó su revolver a la cabeza, y en un parsimonioso y cantado inglés dijo:

—You're under arrest. Tell me where you hid the loot or I'll blow your brains out. Cursed felon. (Usted está bajo arresto. Dígame donde escondió el botín o le vuelo la tapa de los sesos).

Pero el bandolero no hablaba inglés y giró y desesperado le trató de explicar que no entendía lo que le pedía. El Texas Ranger tampoco hablaba castellano y se estaba poniendo nervioso de las caras que ponía el delincuente por su miedo.

Afortunadamente, un abogado bilingüe estaba en la taberna y tradujo el mensaje del Ranger.

El aterrado bandolero le contestó que el botín estaba enterrado bajo el árbol de roble detrás de la cantina.

—Say what? (¿qué dijo?), —le preguntó el Ranger.

El abogado contestó:

—Go to hell, Gringo. You're not that man to shoot me.

(Vete al infierno, Gringo. No eres lo suficiente hombre para dispararme)

Sonreir otro poco...

CopyLeft LexiVox 2011 - La Paz, Bolivia
Sitio impulsado por DeveNet.Net - software para Internet

Valid XHTML 1.0 Strict   ¡CSS Válido!